Nadie tendrá derecho a lo superfluo mientras alguien carezca de lo estricto.
-- Salvador Díaz Mirón

Pero más allá de la frase bonita y de todo lo que se pueda decir en contra de los administradores públicos; dígase políticos hoy quiero disertar un poco sobre lo que tú, lector, ciudadano, puedes hacer para mantener el equilibrio:

Existe una filosofía de vida llamada “vida sencilla”... pero no debe confundirse con vivir en la pobreza o carencia; en realidad es tan sencillo de entender como: “Vive solo con lo que necesitas”; pero ¿qué necesitas?

Tomemos 3 listas:

La primera es muy básica:

  • Respirar
  • Tomar agua
  • Comer
  • Hacer del baño

La segunda, cosas para vivir:

  • Una casa
  • Ropa y zapatos
  • Aseo personal

La tercera, las cosas emocionales:

  • Amar y ser amado
  • Tener amigos
  • Sentido de pertenencia
  • Sentido de importancia

Epicuro, filósofo griego del siglo 3 antes de Cristo, decía que las tres necesidades del ser humano son:

  1. Ser libre
  2. Tener amigos
  3. Llevar una vida meditada

El problema de nuestra vida actual es que no sabemos cuales son nuestras verdaderas necesidades y buscamos satisfacerlas con deseos sustitutivos, de lo cual se aprovecha la publicidad para vender, vender y vender… y claro, nosotros compramos de todo para sentirnos satisfechos; por ejemplo:
"La mujer actual vive su libertad en la nueva chevrolet equinox. Hazla tuya desde $382,000.00"
"La reunión con los amigos se vive plenamente con tequila ‘Don Ramón’, para el que conoce el buen gusto".

Ser libre es el primer paso.
Es interesante que la manera en que Epicuro definía la libertad se puede equiparar a la libertad financiera de nuestros tiempos, por lo que una manera ideal de empezar con tu vida sencilla es teniendo ingresos pasivos.
Otra forma es desprendiéndose de las cosas, tanto materiales como emocionales y para esto puedes hacer una búsqueda en internet de la palabra ‘minimalismo’ o ‘vida minimalista’ ya que en este momento no detallaré eso.
El ser humano puede ser libre si no se deja influenciar por las modas, tendencias, costumbres. No somos libres no por que no podamos serlo, sino por que tenemos miedo a esa libertad, por que exige fortaleza.
Una vez desprendido de las cosas que te atan, el segundo paso es muy fácil: empieza a invitar a tus amigos a hacer tertulia: a platicar sobre las cosas que interesan al hombre, a la vida, cosas como arte, cultura, y ahí mismo tendrás el tercer punto, que es tener una vida meditada.

Se oye bonito, pero ¿cómo le hago?
No esperes a tener los $382,000.00 que cuesta la ‘equinox’, piensa en la moneda de $10.00 que tienes en la bolsa…
¿en qué la vas a gastar?

Tampoco debes dejarte llevar por la idea equivocada de que el problema de nuestras vicisitudes financieras es el mal gobierno o las empresas multimillonarias que “se aprovechan” de nosotros; no, recuerda que en el mundo existen dos super potencias: una es Estados Unidos y la otra, eres tú.

Un punto de conciencia: siempre que uses el dinero piensa en como afectas a los demás.

¿qué hacemos con el dinero? Tres usos básicos:

  1. Comprar
  2. Ahorrar
  3. Donar

Comprar lo hacemos tan rápido, tan instintivo que no paramos a mirar las consecuencias. Al final del mes no sabes cuanto has gastado ni en que.

La próxima vez que vayas a comprar cualquier cosa haz tres reflexiones:

  1. ¿Qué compro?
  2. ¿Por qué lo compro?
  3. ¿A quién o dónde lo compro?

La respuesta a la primera pregunta habla de tus necesidades, ya sean reales o supuestas y te informa lo que le están haciendo al planeta.
La respuesta a la segunda pregunta habla de la importancia que tiene o no para ti el resto de las personas, tu amor y sensibilidad o la falta de éstos a tus congéneres.
La respuesta a la tercera pregunta habla de tu posición y estatus ante la sociedad.

Realmente lo complicado es desprenderte de las cosas, y para eso debes actuar con cautela evitando caer en la idea de que nada vale, nada importa.

  • Empieza por sacar de tu casa esas cosas que hace más de seis meses que no usas, no las guardes "por si acaso"; como la ropa que ya no te queda, el adorno de la fiesta de XV años de tu sobrina que ahora ya tiene 20, o la cacerola que te dio tu mamá el día de tu boda... hace 30 años...
  • Otro punto es apagar la televisón y encender un buen libro.
  • Otro punto es no enfrascarte en pláticas triviales o en vídeos o mensajes de facebook o whatsapp que no tienen sentido o fundamento ¿te has dado cuenta que la mayoría solo son falacias o argumentos retóricos, algunos victimistas? ...si no te has dado cuenta, es que seguro te hace falta leer mas libros...

Si alguna vez has visto alguna frase como "lo que importa es lo que llevamos dentro" yo me atrevo a preguntarte ¿estás consiente de lo que has alimentado tu mente los últimos 5 años? ¿te has escuchado seriamente cuando hablas a fin de darte cuenta del sentido y orden de tus ideas? Seguro que no; pero créeme, cuando lo hagas empezarás a notar que muchas cosas no tienen importancia y notarás también lo que realmente te importa.

Así que, no lo pienses mucho, atrévete, el tiempo pasa y con él la vida; no esperes a que ésta te dé un revés para reconsiderar lo que para ti tiene valor. Recuerda a Epicuro: ser libre, tener amigos y llevar una vida meditada.

Imagen tomada de un vídeo del canal de youtube Kirsten Dirksen.